DECENAS DE NIÑOS SE HAN OFRECIDO A NUESTRA SEÑORA DE VALDEHIERRO EN LA CANDELARIA DE MADRIDEJOS

Uno de los niños es bendecido por el párroco ante la imagen de Nuestra Señora de Valdehierro

Decenas de madres, abuelas, abuelos y padres acompañaron hoy a Nuestra Señora la Virgen de Valdehierro en el día de La Candelaria en Madridejos. 

Antes de las 6.30 horas de la tarde los niños y niñas nacidos en 2021 bajaban hasta la iglesia de San Francisco subidos en sus carros, que empujaban madres y abuelas, para participar en la procesión de Las Candelas y posterior Eucaristía. 

La misa se ha iniciado con la procesión y al llegar al templo se continuó con el Gloria al Padre.

Antes del inicio de la procesión de las candelas, éstas fueron bendecidas por el párroco de Madridejos en el atrio de la iglesia de San Francisco, que se quedaba sin su imagen titular, y en su lugar la sustituía una talla del patrón de Madridejos, San Sebastián, que se encuentra habitualmente en la ermita de las sierras. 

La procesión iba encabezada por los alabarderos, el estandarte y los cetros de barrio de la Cofradía de Nuestra Señora de Valdehierro. Detrás, iba la Virgen cuya carroza la han portado entre otros, miembros de la Junta Directiva. 

A lo largo de todo el recorrido procesional, que ha atravesado la calle Portugal, se ha ido rezando el Santo Rosario, concretamente los misterios Gloriosos.

 Así a la salida y entrada de la Virgen, en las dos iglesias, ha sonado el himno nacional. 

Las candelas han simbolizado la luz de Cristo que va al encuentro de Dios, en este caso acompañadas de la Virgen, tal cual decía el párroco en su homilía. 

Un gran número de madridejenses ha asistido a la Eucaristía para vivir la ofrenda de la vida de los más pequeños de Madridejos a la Virgen. 

El coro parroquial ha acompañado la Eucaristía, interpretando algunos  cantos dedicados a la Virgen; y tras la homilía se han presentado a los niños, tras ser bendecidos por el párroco, en una bendición general. 

Después alzándolos en brazos padres y madres a la mirada de la Virgen María, en la advocación de Nuestra Señora de Valdehierro se han ofrecido a la Virgen y al Señor, recordando el pasaje bíblico de la presentación del Niño en el templo. 

Además, en la Eucaristía, se ha pedido por la Vida Consagrada, que celebra hoy la iglesia, y se ha pedido especialmente por las hermanas del Amor de Dios y Clarisas de Madridejos, en la oración de los fieles. 

La Eucaristía ha acabado con un canto de alabanza al Santísimo que ha sido expuesto, como cada día, después de la Santa Misa.

¡Deja tu opinión!