Fedeto facilita a través de la consultora Casma la implantación de los Planes de Igualdad

La Ley es obligatoria a partir de abril de 2022 las empresas con más de 50 trabajadores

Todas las empresas con más de 50 trabajadores están obligadas a tener un Plan de Igualdad, recogido en el Real Decreto 901/2020, de 13 de octubre, por el que se regulan los planes de igualdad y su registro.

El plan de igualdad es un conjunto de medidas, protocolos y actuaciones, siempre evaluables en el ámbito de cualquier organización, que tiene como objetivo eliminar cualquier tipo de desigualdad o discriminación que pueda darse por razón de sexo o identidad para integrar la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en la política estratégica de la empresa.

Se basa en un concepto de transversalidad y en dicho principio de igualdad de oportunidades. Uno de los objetivos es sensibilizar al conjunto de los miembros de la misma, de la necesidad de actuar a favor de la Igualdad de todas las personas que forman parte de una empresa.

Más allá de ser una obligación legal, para Fedeto responde a una necesidad, que demanda que las empresas consensuen, desarrollen e integren estas normas, actuaciones y protocolos dentro de sus políticas, procedimientos y estrategia de desarrollo.

Además, todas las empresas, independientemente de su dimensión, están obligadas a tener un “Registro retributivo”.

La implantación del plan de igualdad en la empresa es recomendable por los numerosos beneficios que aporta, mejora el compromiso social y la proyección de la imagen corporativa, el clima laboral resolviendo conflictos internos, sin olvidar las ventajas que se adquieren en las licitaciones a la Administración Pública.

Tener implantado y actualizado el plan de igualdad ayudará a optimizar los recursos humanos, mejorará la productividad y rentabilidad de la organización, a través de una adecuada gestión de las personas. También se aporta un valor añadido a la empresa puesto que se mejora la imagen interna y externa de su compañía.

En el caso de no disponer de un Plan de Igualdad, la normativa establece unas sanciones que pueden oscilar entre los 6.250 € y 187.515 €, según la gravedad de los hechos.

En la firma del convenio han intervenido el gerente de Casma Consultores, Alberto Martín San Cristóbal, y el secretario general de Fedeto, Manuel Madruga Sanz.

¡Deja tu opinión!