LA OBRA “ESTUCHE PARA DOS VIOLINES”, ATRIBUIDA A PICASSO, ACABA SU EXPOSICIÓN EN EL CENTRO CULTURAL SAN CLEMENTE EL 16 DE FEBRERO

La obra, propiedad del artista venezolano Marcos Salazar Ruiz, cumplirá el próximo 16 de febrero un año expuesta en las dependencias del Centro Cultural San Clemente.

La obra viajará ahora al Centro de Arte Contemporáneo Fundación Antonio Pérez de Cuenca.

Los interesados en visitar la obra “Estuche para dos violines”, atribuida a Picasso, que se encuentra en el Centro Cultural San Clemente de la Diputación de Toledo, podrán hacerlo hasta el próximo 16 de febrero, fecha en la que termina el año de exposición de la misma en este espacio dedicado al arte y la cultura.

Han sido más de 3.000 personas las que han visitado el Centro Cultural San Clemente en los doce meses que la obra ha estado expuesta al público y que han podido contemplar, así como el resto de exposiciones que ha ofrecido este dinámico espacio expositivo abierto a la pintura, la escultura y el arte en general.

Además de ese registro, hay que mencionar que se han realizado un total de 15 visitas guiadas comentadas a la obra por parte de su propietario, Marcos Salazar, durante los meses de mayo y octubre de 2021.

También se han programado 3 visitas guiadas para los alumnos y alumnas de 6º curso de Primaria del colegio Fábrica de Armas, como complemento a la elaboración de un mural inspirado en Picasso, realizado por dichos estudiantes.

A lo largo de los últimos doce meses se han celebrado otra serie de actividades relacionadas con la obra atribuida a Picasso “Estuche para dos violines”, entre las que destaca la presentación de libro “El Picasso de Céret”, que narra las vicisitudes de esta obra y cómo llegó a las manos de su actual propietario.

La obra expuesta en el Centro Cultural San Clemente había superado el estudio pericial de la empresa VeriArt, que la atribuye al pintor considerado creador del cubismo y natural de Málaga, estableciendo que debió de haberse realizado entre 1914-1915, dato justificado por los fragmentos de libros y prensa utilizados en ella, así como por el estilo con la que está realizada, enmarcado dentro del cubismo sintético.

La obra en cuestión es un collage que ocupa las dos mitades de un estuche para dos violines, representando un violinista (en el interior de la tapa de la funda, realizado con recortes de periódico, cartones ondulados, portadas de libros y trazos de pintura negra) y el contorno de dos violines (recortados en una chapa de madera, pintados con trazos negros, rojos y blancos, y que contiene la firma del autor).

Los dos violines están realizados con madera de pino en el anverso y de álamo en el reverso; ambas sin barnizar y con el anverso pintado. Picasso usó estos tipos de maderas en varias esculturas, como una Naturaleza muerta realizada en 1914.

La obra “Estuche para dos violines”, que llegaba a Toledo procedente del Museo del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, viajará ahora a Cuenca, concretamente a la Fundación Antonio Pérez. Centro de Arte Contemporáneo, dependiente de la Diputación de Cuenca.

¡Deja tu opinión!