LA LOCALIDAD DE URDA VIVE UN INTENSO FIN DE SEMANA EN NOMBRE DE CRISTO QUE REÚNE A JÓVENES Y CATEQUISTAS DE LA VICARIA DE LA MANCHA

Monseñor Francisco Cerro Chaves acudió para acompañar a los jóvenes y vivir su experiencia junto a Cristo.

Un total de 220 adolescentes y jóvenes de distintos pueblos de la Vicaria de la Mancha han asistido este fin de semana a la peregrinación de jóvenes a la Basílica Menor de Urda.

Junto a los jóvenes de la propia localidad de Urda, los de Talavera de la Reina, Consuegra, Madridejos, Consuegra, Los Yébenes, Yepes, Toledo, Villacañas, Navahermosa, Camuñas, Villafranca de los Caballeros y Ocaña, entre otros, han vivido una importante experiencia cristiana gracias al SEPAJU o Delegación Pastoral Juvenil de Toledo.

Los jóvenes de Madridejos partieron del colegio Amor de Dios hasta Consuegra, donde se reunieron con los jóvenes consaburenses para iniciar en la mañana del sábado su peregrinación hasta Urda, donde fueron recibidos sobre las 14.00 horas, según informa el párroco de la localidad de Urda, don Alberto Ramírez Avilés.

Así desde otros puntos de la provincia de Toledo se realizó la peregrinación hasta que se reunieron esos 220 jóvenes junto al Delegado de Juventud, don David Sánchez.

Los jóvenes han recibido distintas catequesis que han versado sobre el Evangelio del Paráclito bajo el lema: “Andar y madurar en la Fe en las que ha intervenido el Vicario de Laicos Familia y Vida, don Enrique del Álamo .

El Arzobispo de Toledo y Primado de España, Monseñor don Francisco Cerro Chaves se reunía con el grupo de jóvenes para celebrar la Vigilia de la Luz del sábado por la noche que se celebró ante la Santísima imagen del Santo Cristo de la Vera Cruz de Urda.

Así el domingo por la mañana en la Eucaristía de las 12.00 horas presidió la Santa Misa Estacional en la iglesia de San Juan Bautista clausurando con ello esta peregrinación de jóvenes.

Durante la Eucaristía la Delegación de Juventud entregaba al Arzobispo una mitra episcopal con el logotipo de la Delegación y por su parte Monseñor Cerro Chaves donaba su báculo pastoral tallado en madera para la Basílica como signo del Peregrino y de Cristo Pastor y entregaba a la Delegación de Juventud la última carta del Santo Padre, Francisco dirigida a los jóvenes del mundo. Se trata de una encuadernación de la Editorial Vaticana de la Encíclica Christus Vivit.

Asistieron y celebraron la Eucaristía junto al Arzobispo el delegado de SEPAJU don David Sánchez, el subdelegado don Miguel Ángel y el párroco de Urda don Alberto Ramírez Avilés.

Intervino el coro diocesano Santa Cecilia dirigido por don Sergio Farto.

ENCUENTRO CON CATEQUISTAS

Urda además acogía el encuentro con catequistas de la Vicaría de La Mancha.

Al menos 90 catequistas participaron el sábado en el encuentro con de la Vicaría de La Mancha que versó sobre la vocación del Laica y la pasión por la evangelización en el catequista.

En la tarde del domingo se concluyó con la visita de los seminaristas de primer curso o propedéutico, el canto de Vísperas que unió a la comunidad parroquial.

Las catequistas participaron en la liturgia de renovación de las promesas de bautismo en la Basílica de Urda.

Las catequistas recibieron una charla de formación con don Juan Gutiérrez.

¡Deja tu opinión!