LA DIPUTACIÓN DE TOLEDO CONSTRUYE UNA NUEVA PLANTA EN EL ECOPARQUE PARA EL TRATAMIENTO DE RESIDUOS ORGÁNICOS

El presidente de la Diputación y el consejero de Desarrollo Sostenible visitaban hoy las obras de esta nueva infraestructura que supondrá una inversión de 5 millones de euros financiada por fondos FEDER de Castilla-La Mancha y el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la Diputación

La nueva planta producirá un compost de calidad apto para ser reutilizado en suelo agrícola.

La Diputación de Toledo está construyendo en el Ecoparque una nueva planta de tratamiento de los residuos orgánicos que se producen en la provincia de Toledo, cuyas obras visitaban hoy el presidente de la Institución provincial, Álvaro Gutiérrez, y el consejero de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Macha, José Luis Escudero.

La construcción de la nueva planta de tratamiento de biorresiduo en el Ecoparque de Toledo, detallaba Álvaro Gutiérrez, “supone una inversión de 5 millones de euros, presupuesto cofinanciado con fondos europeos FEDER que gestiona el Gobierno de Castilla-La Mancha en nuestra región” y por el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la Diputación, que permitirá “el tratamiento y aprovechamiento adecuado, específico y diferenciado de los biorresiduos tras su recogida selectiva del resto de los residuos domésticos que se producen en los municipios de la provincia de Toledo a los que presta servicio el Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la Diputación de Toledo y la empresa Gesmat”, el 96% de las localidades de la provincia y una población de 650.000 habitantes.

Con esta planta puntera “se permitirá la reutilización de los residuos orgánicos biodegradables de origen vegetal y animal que se generan en el ámbito domiciliario y comercial, ya que en ella se obtendrá un compost de calidad, apto para ser aplicado en suelo agrícola”, destacaba Gutiérrez.

En esta nueva instalación en el Ecoparque de Toledo tendrá una capacidad máxima de tratamiento de 30.000 toneladas al año de biorresiduo y, tal y como valoraba el presidente provincial, “supone una solución de economía circular al tratamiento y reutilización del biorresiduo que permitirá, además de la obtención de ese compost de máxima calidad, la obtención de biogás valorizable como combustible para uso en vehículos del propio parque y la reducción de gases de efecto invernadero”.

La nueva planta de tratamiento de biorresiduo forma parte del proyecto de implantación de la recogida selectiva y tratamiento separado de los residuos en la provincia de Toledo que, además, incluye otras importantes actuaciones como “una campaña de información y sensibilización ciudadana, la instalación de contenedores de recogida de biorresiduo y la adquisición de vehículos”.

Un proyecto que “desarrollamos en colaboración con la Consejería de Desarrollo sostenible que supone una inversión global de 9 millones de euros, de los cuales 6 millones son de fondos FEDER y los 3 restantes aportados por el Consorcio de Servicios Medioambientales de la Diputación de Toledo”, explicaba Álvaro Gutiérrez.

Además de conseguir “esa gestión integral de los biorresiduos, seguimos avanzando en esa forma de entender el aprovechamiento de los recursos con el fin de hacer realidad el principio de valorizar todas las materias que constituyen un producto cuando éste llega al final de su vida que es, ni más ni menos, el pilar base de la economía circular”.

La colaboración ciudadana es fundamental en la implantación de la recogida selectiva del biorresiduo y, por ello, con la campaña informativa “queremos informar, sensibilizar y motivar al ciudadano y ciudadana sobre los beneficios de la separación de los residuos orgánicos y facilitarle las herramientas adecuadas para ello en sus hogares”, resaltaba el presidente provincial.

Se contempla la instalación de más de 1.500 contenedores para biorresiduos y la adquisición de 4 vehículos recolectores de carga lateral.

En estos momentos, y simultáneamente a la construcción de la planta de tratamiento, se está desarrollando un estudio piloto para la implantación en la provincia de la recogida y tratamiento selectivo del biorresiduo en las localidades de Bargas y Olías del Rey, que sirva de experiencia previa para su extensión al resto de la provincia.

De forma que en estos dos municipios esta misma semana se ha iniciado la campaña de información y sensibilización y se están instalando los contenedores para proceder a la recogida de residuos orgánicos de forma separada del resto.

La implantación de la recogida y tratamiento de biorresiduo es para Álvaro Gutiérrez un proyecto “muy importante que el Gobierno de la Diputación de Toledo está impulsando a través del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales” para el que “contamos con la colaboración del Gobierno de Castilla-La Mancha con esa financiación de 6 de los 9 millones de euros del presupuesto a través de fondos europeos”.

“Supone cumplir con las directivas europeas, estatales y autonómicas sobre el tratamiento, reutilización y reciclaje y con nuestro compromiso con la conservación  protección del medio ambiente y la promoción de la eficiencia en los recursos, así como una mejora notable en la recogida y tratamiento de los residuos urbanos”, añadía el presidente de la Diputación.

10 años cumple el Ecoparque de Toledo

Álvaro Gutiérrez también quiso resaltar que en 2022 se cumplen 10 años desde que comenzó a funcionar el Ecoparque de Toledo “que la Diputación provincial puso en marcha el 14 de marzo de hace una década”.

Una instalación para el tratamiento de residuos en la que “desde el Gobierno provincial y el Consorcio hemos apostado por combinar la gestión eficiente de los residuos urbanos con la sostenibilidad ambiental y la innovación” y donde “se ha incorporado tecnología de última generación de forma que el Ecoparque se ha convertido en un referente en Europa en el tratamiento de residuos”, resaltaba Gutiérrez.

Así, apuntaba el presidente provincial que “en los últimos años hemos impulsado la implantación de proyectos de I+D+I de manera continuada”, destacando, además de la planta tratamiento de biorresiduo, la puntera planta de biolíquidos en la que se produce el combustible que puede servir para calderas de calefacción o vehículos industriales.

Y la planta de biogás que trata el gas metano producido por restos orgánicos depositados en el vaso de vertido canalizándolo mediante una red de tuberías hasta tres motogeneradores que transforman el gas metano en energía eléctrica, una fuente de energía renovable y limpia.

Álvaro Gutiérrez mostraba su satisfacción por “unas instalaciones como las del Ecoparque de Toledo, punteras y comprometidas con el desarrollo sostenible y la economía circular, en las que se está haciendo un trabajo magnífico y prestando un servicio fundamental y de calidad a los municipios de la provincia de Toledo”.

El presidente de la Diputación y el consejero de Desarrollo Sostenible valoraban e informaban de los destalles de la nueva planta de tratamiento de biorresiduo en el aula de formación del Ecoparque, acompañados por el viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Merchán; el presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales, Rafael Martín; el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda; el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Tomás Villarrubia; y el gerente de Gesmat, Fernando Redondo, además de técnicos y personal del Ecoparque.

¡Deja tu opinión!