ÁLVARO GUTIÉRREZ CONSIDERA LA PREOCUPACIÓN CRECIENTE ANTE LA DESPOBLACIÓN UNA OPORTUNIDAD PARA REVERTIRLA

El presidente de la Diputación de Toledo participaba en la mesa sobre “Los retos ante la despoblación y la ley pionera de Castilla-La Mancha” en la que han participado presidentes de diputaciones provinciales de la región y el comisionado del Reto Demográfico, en la primera jornada de este foro que han organizado El Español y El Digital de Castilla-La Mancha en la capital regional en el auditorio de Eurocaja Rural.

El presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha considerado que la preocupación y el interés creciente ante el fenómeno de la despoblación de gobiernos, instituciones, entidades y sectores económicos y sociales representa una oportunidad para revertir la pérdida de habitantes que desde hace décadas sufre el mundo rural.

Durante su participación esta tarde en una mesa de debate que compartía en Toledo con presidentes de las diputaciones provinciales de Castilla-La Mancha organizada por el digital El Español-El Digital de Castilla-La Mancha”, aseguraba que “la lucha contra la despoblación que sufren nuestros pueblos hoy concita, como nunca había ocurrido hasta ahora, la preocupación y el interés de gobiernos, instituciones, entidades y sectores económicos y sociales”.

Algo que valoraba como “fundamental para frenar, atajar y revertir un fenómeno, la emigración de ciudadanos y ciudadanas del medio rural al urbano, que llevamos décadas sufriendo pero que es, en este momento, en el que ocupa un lugar preferente en la agenda política nacional y también internacional”.

Lo que hace, añadía, que estemos ante “la oportunidad que el mundo rural necesita” para “revertir la quiebra de la estructura demográfica y un desarrollo desigual de servicios y, por tanto, de oportunidades en núcleos urbanos y rurales”.

Poniendo como ejemplo la provincia de Toledo, Álvaro Gutiérrez planteaba en la mesa de debate que de sus 204 municipios 100 tienen menos de 1.000 habitantes y 54 menos de 500, así como que el 50% de los pueblos de la provincia de Toledo han sufren pérdida de población.

Se mostraba convencido el presidente de la Diputación de Toledo que se puede y de debe actuar ante esta situación y ponía sobre la mesa la iniciativa que al respecto ha tomado el Gobierno de Castilla-La Mancha que “ha dado un paso al frente y se ha situado a la vanguardia con una ley pionera en España contra el despoblamiento”.

Como también destacaba lo que “estamos haciendo las diputaciones cuya razón de ser y objetivo prioritario pasa por atender a los municipios, sobre todo, a los más pequeños y ayudarles a tener suficientes dotaciones, suficientes infraestructuras, suficientes servicios de todo tipo”.

Para evitar que la gente se marche de los pueblos es para lo que “tenemos que tomar medidas” porque, defendía Gutiérrez, “el mundo rural no ha perdido interés, me atrevería a decir que al contrario, pero a la gente hay que ponérselo fácil, tienen que disponer de servicios, empleo, educación, sanidad, transporte”.

Además, planteaba la necesidad de “trabajar la autoestima” y “doblegar ese componente cultural de equiparar la marcha a la ciudad de progreso y viceversa, el fracaso a mantenerse en el pueblo”.

La Ley del Gobierno de Castilla-La Mancha “es acertada y dará buenos resultados” y las diputaciones “tenemos que ayudar, económicamente y técnicamente a los ayuntamientos como ya lo hacemos con inversiones municipales y prestación de servicios”.

Gutiérrez compartía análisis sobre la despoblación con los presidentes de las diputaciones de Ciudad Real, Albacete y Guadalajara, José Manuel Caballero, Santiago Cabañero y José Luis Vega, respectivamente, y el comisionado del Reto Demográfico Jesús Alique, en una mesa que ha moderado el periodista de El Digital de Castilla-La Mancha, Alberto Morlanes.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?