RAFAEL MARTÍN DESTACA LA IMPORTANCIA DE LA COLABORACIÓN CIUDADANA EN LA RECOGIDA SELECTIVA DE RESIDUOS ORGÁNICOS

El presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la provincia de Toledo comprobaba el desarrollo del proyecto piloto de implantación de la recogida biorresiduos en la localidad de Bargas, junto a la alcaldesa de esta localidad y a la de Olías del Rey, poblaciones donde ya se ha instalado el quinto contenedor.

El presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la provincia de Toledo y diputado de Protección Civil, Extinción de Incendios y Consorcios, Rafael Martín, destacaba hoy la importancia de la colaboración ciudadana en el proyecto de implantación de la recogida selectiva, reciclaje y tratamiento separado de los residuos orgánicos en la provincia de Toledo.

Rafael Martín hacía esas declaraciones en su visita al municipio de Bargas donde, junto a la localidad de Olías del Rey, se está desarrollando el proyecto piloto para la puesta en marcha de la recogida y reciclaje de los residuos orgánicos.

Acompañado de las alcaldesas de Bargas, Isabel Tornero, y de Olías del Rey, Charo Navas, Martín, y del gerente de Gesmat, Pablo Redondo, visitaba uno de los mostradores donde se lleva a cabo la campaña de información ciudadana y una de las islas donde ya funciona el quinto contenedor, el de color marrón, encargado de la recogida selectiva de biorresiduos o residuos orgánicos, colocados en los dos municipios y en funcionamiento desde el pasado lunes.

El presidente del Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales de la provincia de Toledo señalaba que “se han elegido las localidades de Bargas y Olías del Rey por su proximidad al Ecoparque de Toledo y por sumar entre las dos una población aproximada de 25.000 habitantes, que nos permite hacer una serie de muestras significativas que nos sirvan para conocer datos a nivel provincial”.

Así, continuaba Rafael Martín, “el proyecto piloto que se realiza en Bargas y Olías del Rey servirá de modelo para la implantación de contenedores de residuos orgánicos en toda la provincia, es decir los biodegradables procedentes de jardines, parques, los alimenticios y de cocina procedentes de hogares, restaurantes, servicios de restauración colectiva y establecimientos de venta al por menor; así como los originados en plantas de transformación de alimentos”.

Destacaba, además, que “la intención es ver cómo funciona el quinto contenedor de residuos orgánicos en estos municipios, para luego utilizar todos esos datos de cara a la extensión de la recogida selectiva de los residuos orgánicos en toda la provincia”.

Y resaltaba que “el Gobierno provincial está impulsando un proyecto que supone una inversión de 9 millones de euros, 6 procedentes del los fondos FEDER y 3 millones del Consorcio, a través de la Diputación de Toledo, y que incluye la construcción de una planta de tratamiento de estos biorresiduos, la instalación de contenedores marrones y camiones de carga lateral que recojan esos contenedores en toda la provincia”

Agradecía Rafael Martín la colaboración de los ayuntamientos de Bargas y Olías del Rey y de sus alcaldesas, Isabel Tronero y Charo Navas, para que “el proyecto piloto sirva de modelo para el resto de los pueblos de la provincia, avanzando así en la recogida de la materia orgánica, que supone el 40% de los residuos totales producidos, de ahí la importancia de tratarla de forma adecuada para evitar su impacto en el entorno”.

Recordaba Rafael Martín que la recogida de los residuos depositados en el quinto contenedor se llevará a cabo en Bargas y Olías del Rey, donde se han instalado 40 y 35 contenedores, respectivamente, tres días a la semana (lunes, miércoles y viernes). Así, “se analizará la colaboración ciudadana, para decidir las mejores opciones en la implantación futura de estos contenedores para la recogida de residuos orgánicos en el resto de la provincia, con la instalación prevista de 1.500 contenedores y la adquisición ya ejecutada de cuatro vehículos recolectores de carga lateral”.

Por su parte, las alcaldesas de Bargas y Olías del Rey agradecían al Gobierno provincial y al Consorcio de Servicios Públicos Medioambientales haber elegido sus localidades para este proyecto piloto, por cuanto complementa sus iniciativas en medio ambiente y su compromiso con las tres “erres”, reducir, reciclar y reutilizar.

Así, Isabel Tornero indicaba que “Bargas es un municipio que aboga por el reciclaje, pues somos conscientes de su importancia y la posibilidad de darle nueva vida a esos desechos que generamos en los hogares, lo que supone un gasto menor en el consumo de materias primas, que creo es fundamental para luchar por la salud del planeta”.

Charo Navas señalaba que en “Olías ha tenido una acogida estupenda este proyecto piloto, que se une a las actuaciones medioambientales que veníamos desarrollando desde la localidad. Por lo tanto, estamos encantados de formar parte de este proyecto”.

¡Deja tu opinión!