COMUNICADO DEL ARZOBISPO DE TOLEDO PRIMADO DE ESPAÑA MONSEÑOR DON FRANCISCO CERRO CHAVES SOBRE LA OBRA SOCIAL DEL JUBILEO GUADALUPENSE

Queridos peregrinos y devotos de la Virgen de Guadalupe:

Desde el día 2 de agosto de 2020 estamos viviendo, en el Santuario de la Morenita de las Villuercas, un “año” de gracia, un tiempo de abundantes bendiciones del cielo. El Papa Francisco proclamó un año jubilar, que se prolongará hasta el 10 de septiembre de 2022. Os invito nuevamente a ganar la indulgencia plenaria en este lugar tan querido de nuestra Archidiócesis, como una llamada a la conversión personal y comunitaria. El corazón ha de volverse a Dios, desde el encuentro con la Santísima Virgen y, por tanto, dejar atrás todo aquello que nos ata para volar por las sendas de la santidad. Pongámonos en camino, presurosos.

El año santo guadalupense nos anima a pedir con confianza el aumento de las tres virtudes teologales: la fe, la esperanza y la caridad. La fe para mirar e interpretar la vida desde los ojos misericordiosos de Santa María, que son fiel reflejo de la mirada de Dios. La esperanza, para ancianos firmemente en el Evangelio, en medio de los vaivenes y sufrimientos a los que pueda someternos el discurrir de nuestra vida. Y la caridad, para amar a Dios y a los hermanos, con el mismo amor que nos viene del Altísimo.

Toda esta fuente de gracias que brota del año jubilar, ha de plasmarse también en acciones precisas que sean fiel reflejo de la transformación interior, fruto de nuestra peregrinación a Guadalupe. Muchos podrán peregrinar físicamente hasta el Santuario. Otros tendrán que hacerlo únicamente de manera espiritual. Pero, al fin y al cabo, todos somos peregrinos que nos postramos de corazón a los pies de la Reina de la Hispanidad y Patrona de Extremadura.

Hoy quiero proponeros dos acciones muy concretas que hemos llamado “Obra social de #GuadalupeJubi1eo”. Estoy persuadido de que este año de gracia no puede pasar “sin pena ni gloria”. Ha de ser recordado en el futuro no sólo en las crónicas o en las placas conmemorativas sino, sobre todo, en obras donde aparezca nuestro deseo de ser buenos samaritanos del prójimo necesitado. Y también en obras donde otros hermanos, de todo el mundo, reciban el consuelo de la presencia cercana y tierna de la Santísima Virgen de Guadalupe. Por eso, desde #GuadalupeJubileo, os anunciamos dos obras sociales para las que debemos aunar esfuerzos a la hora de recoger donativos, de modo que al finalizar este año santo puedan ser una realidad palpable.

La primera de ellas es la creación de una lavandería industrial en la zona de las Villuercas. Esta empresa que prestará servicio a particulares, hoteles y casas rurales, principalmente de la zona de los Ibores, la Jara y las Villuercas, dará empleo a hermanos nuestros con riesgo de exclusión laboral, especialmente a mujeres y personas con discapacidad. Esta obra que tanto nos ilusiona es el fruto local de la obra social, nacida junto al Santuario de nuestro Madre del Cielo.

Pero, en nuestro ánimo de soñar y ser generosos para que la Virgen de Guadalupe sea conocida y amada en el mundo entero, mientras ayudamos a nuestros hermanos, queremos también implicamos en la construcción de la capilla número uno, de las cinco que se van a levantar en el Campo de los Pastores, en la Tierra Santa, junto a la ciudad de Belén. Queremos que, en este lugar, visitado por peregrinos del mundo entero, se venere a la Virgen de Guadalupe de Extremadura. Y que, desde aquí, se difunda la devoción en los peregrinos que visitan este lugar de esperanza, donde se anunció el nacimiento del Salvador. Con la construcción de esta capilla rendimos también homenaje a los pastores extremeños y recordamos al primero de ellos al que se le reveló el lugar donde permanecía oculta la imagen de la Morenita: Gil Cordero.

Con la construcción de esta capilla, que tendría un gran mosaico de la Virgen de Guadalupe y donde estaría reservado el Santísimo Sacramento, daríamos trabajo a muchos cristianos en Tierra Santa que están pasando por una acuciante necesidad desde hace años y que, como consecuencia, están abandonando toda presencia cristiana en el lugar donde nació el Señor. Ayudar a estas familias que profesan nuestra fe es ayudar a los cristianos de esta tierra. Y por tanto, seguir cumpliendo el compromiso que san Pablo adquirió con el apóstol Pedro de cuidar a los cristianos de este lugar.

Os pido, queridos hermanos, que seamos generosos, en la medida de nuestras posibilidades. Nuestro donativo también es expresión de nuestro amor a la Virgen de Guadalupe. Ojalá podamos unimos muchos, personas e instituciones, para que estas dos obras sociales sean pronto una realidad. El dinero que hemos de conseguir no es poco para un tiempo de crisis, pero la generosidad, siempre demostrada por los devotos de la Virgen de Guadalupe, nos hace soñar en que la capilla y la lavandería serán posibles.

Para recibir las aportaciones económicas para la Obra Social, el Arzobispado de Toledo, de acuerdo con e1 P. Guardián de los Franciscanos de Guadalupe y con las otras diócesis extremeñas, ha abierto una cuenta bancaria, exclusiva, en la que poder depositar los donativos a través de transferencia u otros modos de ingreso. El número es el siguiente: ES38 0049 2604 4225 1524 7768. También podrán hacer sus donaciones en el propio Santuario, bien en la colecta de la Misa del peregrino, bien en el arca de las limosnas que para este menester se ha colocado en la Basílica. En la página web www.guadalupejubi1eo.com encontraréis toda la información relativa a estas dos obras sociales que os proponemos.

Junto a este llamamiento, quiero expresar mi gratitud sincera a todos fieles devotos y os animo a que sigamos visitando a la Virgen de Guadalupe, la Madre que siempre nos espera. Que recorramos sus caminos con un auténtico sentido peregrino, para la conversión del corazón.

En comunión de oraciones.

Guadalupe, 9 de febrero de 2022

¡Deja tu opinión!