EL OFERTORIO PRECEDIÓ AL GRAN DESFILE DE CARNAVAL EN VILLAFRANCA DE LOS CABALLEROS

El desfile de carnaval en Villafranca de los Caballeros destaca por su relación con la Fiesta de Ánimas. Antes de comenzar el desfile las autoridades civiles y religiosas son llevadas al palco donde se sitúa el jurado acompañadas por las Mayordomías que organizan esta fiesta religiosa dentro del carnaval.

Estas Mayordomías entregan a las autoridades un conjunto de productos que después se subastan para pagar el culto a las Ánimas Benditas y para pagar a todos aquellos que hacen posible el Carnaval de Villafranca de los Caballeros y la Fiesta de Ánimas declarados ambos de Interés Turístico Regional.

Gracias a la recaudación de fondos en la subasta Villafranca tiene la posibilidad de ofertar un carnaval único que le distingue al de otros pueblos y le confiere identidad propia.

En el Ofertorio las mayordomías que han organizado este año la fiesta cedieron el relevo a las que organizarán la Fiesta de Ánimas junto al Carnaval, contando con la colaboración del Ayuntamiento en 2023.

En este prólogo al carnaval el Capitán y Abanderado ofrecen dulces y objetos de valor que más tarde se pujan, acompañados de tambores.

Los Mayordomos portan la pica, y a ellos acompañan los pajes y guiones.

Este grupo que representa a las Fiestas de Ánimas recorren el pueblo durante las fiestas de carnaval, intentando atraer a las personas a los actos religiosos como son la Fiesta Mayor y las vísperas que se desarrollan por la tarde.

El recorrido se hace tres veces en favor de la Santísima Trinidad.

Hace unos años se constituyó la Asociación de la Fiesta de Ánimas cuyo presidente se preocupa de que el acto se celebre con la máxima perfección.

En el ofertorio la entrada de Mayores y Menores se alterna durante la celebración del acto que precede al gran desfile de carnaval.

Tras las tres entradas del Ofertorio por las Mayordomías Mayor y Menor se hace el ronde y acompaña la Banda de Música Municipal de Villafranca de los Caballeros, antes de ello.

Los guiones de la Mayordomía Mayor recogen a los componentes entrantes y salientes para dar lugar a la entrega o relevo de Mayordomías, con la ubicación de dos ruedas paralelas.

Los Mayordomos abanderados bailan la bandera hacia cada uno de los puntos cardinales, ondeando la bandera antes de hacer el corro cada una de las Mayordomías.

Después se entregan las banderas a los entrantes, todo ello delante de las autoridades, para despedirse y dar entrada a los que se van para despedirse de las autoridades.

A partir de que las nuevas Mayordomías cogen el relevo todo vuelve a comenzar el Día de la Inmaculada Concepción donde se reúnen en la casa del Mayordomo Mayor donde se empiezan a tomar las primeras decisiones.

Desde el 25 de diciembre todos los años salen las campanillas por el pueblo pidiendo para la Fiesta de Ánimas que se celebra en el carnaval villafranquero.

LA TRADICIÓN DE LA FIESTA DE ÁNIMAS

A mediados del siglo XIX surgen las mayordomías de Ánimas, que son dos, y que por entonces las personas más humildes ofrecía a las ánimas benditas productos, una tradición que se conservan hasta hoy.

En los primeros tiempos en que se celebró el carnaval el desfile lo presidía un Cristo que besaban uno de los componentes de cada carroza y se daba un donativo. Entonces toda esta fiesta se hacía en Martes de Carnaval y después pasó la fiesta al fin de semana.

Antiguamente en el Ofertorio se ofrecían animales de tiro, así como carros y galeras, dando lugar a un espectáculo único en el propio corazón del carnaval.

Entonces no se denominaba Fiesta de Ánimas sino Los días del Carnaval, pero entonces no se celebraba el carnaval como tal, o como ahora se celebra.

Otro de los detalles de los principios de la Fiesta de Ánimas es que la mujer no tenía cabida dentro de las Mayordomías.

Villafranca de los Caballeros ha sido uno de los pueblos que ha conservado la tradición de pedir a las ánimas benditas para mantener el culto durante todo el año.

¡Deja tu opinión!