Inaugurada en Villacañas la nave en la que se guardarán los pasos de Hermandades y Cofradías

La parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción de Villacañas cuenta, desde el pasado domingo, con un nuevo local, destinado a las hermandades y cofradías con el fin de albergar carrozas y pasos que transportan a las imágenes que procesionan en el municipio a lo largo del año, muy especialmente durante Semana Santa.

Según informan fuentes del Ayuntamiento de Villacañas, el acto de bendición e inauguración corrió a cargo del arzobispo de Toledo, Monseñor Francisco Cerro Chaves, quien estuvo acompañado por autoridades religiosas y civiles de la localidad, encabezadas por el alcalde, Jaime Martínez, y el párroco, Luis Lucendo. Asimismo, acudieron representantes de las distintas hermandades junto a su coordinadora, Inmaculada Espada, además de vecinos y vecinas que quisieron acercarse para acompañar con su presencia en este acto.

La nave, bautizada como “Ana Martínez España” en honor a la villacañera que donó el terreno a la parroquia, se ha construido con la financiación del Consejo Económico Parroquial y las Hermandades, además de los donativos de vecinos de la localidad. Así lo reconocía el párroco durante su intervención en este acto, señalando que “esta nave, construida por la parroquia, con la ayuda de las hermandades, servirá para que todas las hermandades y cofradías puedan hacer uso de ella y poder tener guardados sus pasos y carrozas”, matizaba Lucendo.

Además, agradecía al Ayuntamiento de Villacañas la cesión durante el último año de una nave para este fin, y a particulares que también han cedido sus casas, garajes, naves… para albergar hasta ahora nuestros pasos.

Con palabras de gratitud se dirigió también a los presentes la coordinadora del Consejo de Hermandades y Cofradías, Inmaculada Espada. Subrayó la necesidad que se tenía de tener un lugar común para guardar estos enseres y deseó que esta nave “sea un lugar de encuentro, de hermandad y de fraternidad”. Asimismo, destacó la Cruz de San Juan que preside la nave puesto que “Villacañas pertenece al Priorato de San Juan y su cruz acompaña como insignia a nuestras Hermandades y Cofradías”.

A ellas dedicó sus primeras palabras el Arzobispo de Toledo quien vaticinó que “este guardapasos será como una catedral porque albergará el tesoro de la Iglesia que es la fe, sobre todo la de nuestros mayores”. Destacó los tres elementos que debe tener una cofradía: una imagen, devoción y misericordia. Y de este modo alentó a las villacañeras a que así lo observaran, entregándoles a presidentes y hermanos mayores la “carta de la visita pastoral” que realizará en breve. El colofón de la jornada llegó con la celebración de la Eucaristía en el templo parroquial presidida por Mons. Francisco Cerro y preparada por el Consejo Local de Hermandades.

¡Deja tu opinión!