Más de 44.300 contribuyentes toledanos se podrán beneficiar de las deducciones fiscales autonómicas para la campaña de la renta de 2021

Más de 44.300 contribuyentes toledanos se podrán beneficiar de las deducciones fiscales autonómicas para la campaña de la renta de 2021

Por primera vez, las personas residentes en alguno de los 50 municipios de la provincia de Toledo en zonas de extrema o intensa despoblación podrán acceder a desgravaciones fiscales por el mero hecho de tener fijada su residencia en el medio rural.

Un total de 44.313 contribuyentes de la provincia de Toledo podrán beneficiarse de las deducciones fiscales puestas en marcha por el Gobierno de Castilla-La Mancha para la campaña de la renta de 2021, entre las que se incluyen nuevas desgravaciones para familias monoparentales, gastos de guardería o arrendamiento de vivienda habitual de determinados colectivos, así como medidas para favorecer a las personas residentes en zonas escasamente pobladas de Castilla-La Mancha.
 
Así lo ha señalado la directora general de Tributos y Ordenación del Juego, Susana Pastor, durante su comparecencia ante los medios de comunicación en la que ha presentado la campaña informativa que el Ejecutivo autonómico ha puesto en marcha para dar a conocer a los contribuyentes las nuevas desgravaciones fiscales de las que pueden beneficiarse desde ayer, fecha en la que se inició la campaña de declaración de la renta correspondiente al ejercicio 2021. Una presentación en la que también han participado el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, y la delegada provincial de Hacienda y Administraciones Públicas, María Ángeles García.
 
“Estas nuevas deducciones fiscales puestas en marcha para esta campaña de la renta, junto con las deducciones vigentes de campañas anteriores, tienen un impacto económico de 9,2 millones de euros”, ha puntualizado Susana Pastor, que ha añadido que “con esta campaña informativa que difundimos en medios de comunicación pretendemos llegar a todos los toledanos y toledanas para que conozcan cómo pueden acogerse y beneficiarse de estas desgravaciones fiscales de Castilla-La Mancha”.
 
La directora general de Tributos ha recordado que las nuevas deducciones a las que los contribuyentes castellano-manchegos pueden acogerse vienen recogidas en dos leyes: la Ley de Medidas Tributarias y Administrativas de Castilla-La Mancha y la Ley de Medidas económicas, sociales y tributarias frente a la Despoblación y para el Desarrollo Rural de la región.
 
En este contexto, Pastor indicaba que “solo con estas nuevas deducciones fiscales, son un total de 17.896 los y las contribuyentes toledanas que pueden beneficiarse, por un importe de 5,6 millones de euros”.
 
Así, la Ley de Medidas Tributarias y Administrativas incluye una deducción de 200 euros de la cuota íntegra autonómica a familias monoparentales y una deducción del 15 por ciento por gastos de guardería o centros de educación infantil a contribuyentes con hijos o hijas menores de tres años hasta un máximo de 250 euros por hijo o hija.
 
Asimismo, esta norma recoge una deducción del 15 por ciento de las cantidades invertidas por el arrendamiento de la vivienda habitual para familias numerosas y monoparentales y personas con discapacidad, con un máximo de 450 euros, y una deducción del 15 por ciento por arrendamiento de vivienda habitual vinculado a determinadas operaciones de dación en pago, con un máximo de 450 euros.
 
Primera campaña de la renta con desgravaciones autonómicas en zonas despobladas
 
En cuanto al bloque de medidas fiscales incluidas en la Ley frente a la Despoblación, la directora general de Tributos ha explicado que, gracias a esta norma del Gobierno regional, las personas que tengan fijada su residencia habitual y efectiva en zonas escasamente pobladas podrán deducirse hasta un 25 por ciento de la cuota íntegra autonómica, dependiendo de la zona y del tamaño del municipio. Así, en las poblaciones de entre 2.000 y 5.000 habitantes sus contribuyentes podrán desgravarse hasta un 20 por ciento, mientras que en las poblaciones menores de 2.000 habitantes podrán deducirse hasta el 25 por ciento.
 
Para poder acogerse a esta última medida tributaria, el contribuyente no sólo ha de tener la residencia habitual en una zona escasamente poblada, lo que equivale a permanecer en dicho territorio más de 183 días durante el año natural o que sea el núcleo principal de sus actividades o intereses económicos, sino además debe cumplir el requisito de tener una estancia efectiva, para el que es necesario estar empadronado, disponer de la tarjeta sanitaria y, en caso de unidades familiares con menores en edad de escolarización, tener una matrícula en alguno de los centros educativos de la localidad.
 
Para estas áreas escasamente pobladas también se ha establecido una deducción por la adquisición, construcción o rehabilitación de vivienda habitual del 15 por ciento de los gastos y se ha fijado una deducción de 500 euros por el traslado de vivienda habitual por motivos laborales a zonas escasamente pobladas.
 
Estas nuevas deducciones fiscales en zonas despobladas que se aplican por primera vez en la región beneficiarán solo en la provincia de Toledo a 39.796 habitantes de los 50 municipios escasamente poblados, 28 de ellos en situación de intensa despoblación y 22 en extrema despoblación.
 
Por su parte, el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, ha indicado que el Gobierno de Emiliano García-Page “cumple” sus compromisos y “baja los impuestos y contribuye a la mejora del bienestar social y económico de la ciudadanía”.

“El Ejecutivo regional hace cirugía, microeconomía en aquellos sectores que más lo necesitan: en las unidades familiares monoparentales, las personas con discapacidad, las personas jóvenes de la región, y también en el grupo de ciudadanos que residen en zonas con despoblación con el fin de afrontar el reto demográfico”, ha puntualizado Úbeda, que ha añadido que “en definitiva, no queremos dejar a nadie en la cuneta”.


 

¡Deja tu opinión!