Cáritas Diocesana de Toledo recogió 908 toneladas de ropa usada en 2021, un 28,2% más que en 2020

El arzobispo de Toledo ha puesto en valor las iniciativas de economía social que permiten generar oportunidades de empleo.

14 personas pertenecen a INSERTA TOLEDO, S.L.U. la empresa de inserción de Cáritas Diocesana y se encargan de la gestión integral de la ropa usada.

El Centro beato Cardenal Sancha de Cáritas en Toledo ha acogido la presentación del balance de 2021 de Inserta Toledo, primera empresa de inserción sociolaboral de la provincia de Toledo, promovida por Cáritas. A través de los 156 contenedores rojos de recogida selectiva de residuo textil, la empresa de inserción de Cáritas ha gestionado un total de 908.305 kg de ropa usada, un 28,2% más que en 2020 y alcanzando niveles cercanos a los de antes de la pandemia.

El acto ha contado con la presencia de don Francisco Cerro, Arzobispo de Toledo, que ha puesto en valor el proyecto de reutilización de ropa usada y la tienda Moda Re, “iniciativas de economía social que apuestan por una moda y un consumo ético y sostenible, poniendo énfasis en la generación de oportunidades de empleo real con las personas más vulnerables en el territorio y el cuidado de nuestra Casa Común”.

Don Francisco ha hecho referencia a la Doctrina Social de la Iglesia, indicando que “ha sido firme en la necesidad de humanizar la economía y desarrollar nuevos marcos de relaciones económicas que sitúen en el centro a la persona”. En este sentido ha comentado que “Cáritas Diocesana de Toledo ve muchas realidades de pobreza y trabaja e interviene en estas realidades. Cáritas da nueva vida, no solo a la ropa, sino a algo mucho más importante, a las personas que lo necesitan”.

Por su parte, el director de Cáritas Diocesana de Toledo, José Luis González, ha comentado que “Inserta Toledo es un proyecto querido por Cáritas Diocesana y que no necesita de fondos propios de la entidad, puesto que es 100% sostenible”, así ha manifestado que   “el valor económico del residuo textil, gestionado de forma legal y transparente con la autorización como empresa gestoría de residuos, es para nosotros una oportunidad de creación de empleo social, de dignificación de la entrega social y de responsabilidad medioambiental”.

Según ha explicado José Luis González “los trabajadores de inserción cuentan con un itinerario personalizado de inserción socio-laboral y formación. Además de ejercer su puesto de trabajo, son acompañados para mejorar sus habilidades profesionales y reforzar aspectos que puedan ayudarles a una posterior búsqueda de empleo”.

En la actualidad, la empresa de inserción tiene contratadas a 13 personas, de las cuales 8 son “trabajadores de inserción” y que han sido derivados de los Servicios Sociales. La actividad de recogida de ropa usada permite la contratación de 4 personas de inserción, la clasificación de la ropa permite la contratación de 2 trabajadores de inserción y la venta de ropa de segunda mano permite un empleo digno a otros 2 trabajadores de inserción.

Balance 2021

Por su parte el gerente de Inserta, Francisco Villacampa, ha desgranado del proyecto textil en 2021, a través de 156 contenedores, 12 más que en 2020 y que han funcionado con normalidad en el año posterior a la crisis sanitaria y económica generada por el COVID-19. La empresa de inserción de Cáritas ha gestionado un total de 908.305 kg de ropa usada, un 28,2% más que en 2020 y alcanzando niveles cercanos a los de antes de la pandemia.

Francisco Villacampa ha puntualizado que “el 100% de la ropa recogida tiene un destino ético. Gracias a la generosidad de las personas que utilizan los contenedores, se consigue dar una segunda vida a la ropa y ayudar a muchas personas con la dignificación de la ayuda que presta Cáritas o reutilizando las prendas con un nuevo uso”. Asimismo parte de la ropa usada recogida se destina a la venta en la tienda Moda re- que Cáritas tiene abierta en el barrio de Santa Teresa de Toledo y otra parte va a atender las necesidades de ayuda social de las familias que acuden a Cáritas con necesidades de vestido

El proyecto de recogida y reutilización de ropa usada de Cáritas es pionero y único en la gestión ética del residuo textil y la empresa de inserción cuenta con la autorización como gestor de residuos por parte de la Consejería de Desarrollo Sostenible.

Contenedores

Los contenedores rojos se encuentran situados en las siguientes localidades: Ajofrín, Alameda de la Sagra, Alcaudete de la Jara, Almonacid, Añover de tajo, Argés, Belvis de la Jara, Burujón, Calera y Chozas, Camarena, Camuñas, Carmena, Cebolla, Cedillo del Condado, Ciruelos, Cobeja, Cobisa, Consuegra, Corral de Almaguer, El Carpio de Tajo, El Real de San Vicente, El Romeral, Escalonilla, Esquivias, Fuensalida, Gálvez, Gerindote, Herreruela de Oropesa, Huerta de Valdecarábanos, Illescas, La Guardia, La Mata, La Puebla de Montalbán, La Villa de Don Fabrique, Lagartera, Las Ventas con Peña Aguilera, Lillo, Lominchar, Los Navalucillos, Manzaneque, Menasalbas, Méntrida, Miguel Esteban, Mocejón, Mora, Nambroca, Navahermosa, Navamorcuende, Noblejas, Noves, Numancia de la Sagra, Ocaña, Olías del rey, Ontígola, Oropesa, Pepino, Polán, Portillo, Puente del Arzobispo, Quintanar de la Orden, Rielves, San Martín de Montalbán, San Pablo de los Montes, San Román de los Montes, Seseña, Talavera de la Reina, Tembleque, Toledo, Torralba de Oropesa, Toriijos, Urda, Valmojado, Velada, Ventas de Retamosa, Villafranca de los Caballeros, Villaluenga, Villanueva de Alcardete, Villanueva de Bogas, Villaseca de la Sagra, Villatobas, Viso de San Juan, Yeles, Yepes, Yuncler y Yuncos.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?