EL GOBIERNO PROVINCIAL, CON MÉNTRIDA EN LA CELEBRACIÓN DE LAS RECUPERADAS ROMERÍA Y FIESTAS DE ABRIL

En honor a su patrona la Virgen de la Natividad.

El vicepresidente de Asuntos Generales, Empleo, Deportes y Promoción Turística y la vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social han apoyado con su presencia los festejos más importantes que celebra la localidad asistiendo a la Romería y a la procesión que devuelve a la patrona a  su ermita

También se han inaugurado las obras de rehabilitación del Camarín de la Virgen donde se han restaurado las pinturas de los muros que decoran esta sala de la ermita, en las que ha colaborado la Diputación de Toledo

Méntrida celebra estos días sus fiestas más importantes, la Romería y las fiestas de abril en honor a su patrona la Virgen de la Natividad que este año de nuevo han llenado de alegría, cultura y tradición la Villa, después de dos años suspendidas por la pandemia, y que han querido apoyar con su participación el vicepresidente de Asuntos Generales, Empleo, Deportes y Promoción Turística, Fernando Muñoz, y la vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social, Ana Gómez.

Tanto Fernando Muñoz como Ana Gómez han acompañado al alcalde, Alfonso Arriero, y a todos los vecinos y vecinas de Méntrida en dos jornadas emblemáticas de la fiesta como son la Romería del día de San Marcos, declarada de Interés Turístico Regional, y la misa y procesión que devuelve la imagen de la Virgen de la Natividad a su ermita, destacando ambos que en estas fiestas mentridanos y mentridanas ofrecen lo mejor de sí mismos adornando las calles, preparando los típicos dulces, los trajes y bailes para cumplir con una tradición centenaria que aúna devoción, cultura, vistosidad e historia local, y que este año se está viviendo con especial intensidad.

Fernando Muñoz ha compartido los ritos de la Romería del día de San Marcos con Alfonso Arriero, el delegado de la Junta en Toledo, Javier Úbeda, alcaldes y alcaldesas de localidades cercanas y los vecinos y vecinas de Méntrida en esta conmemoración de aparición de la Virgen en el monte de Berciana.

El vicepresidente pudo admirar la vistosidad y espectacularidad de una tradición que cuenta con más de 700 años de antigüedad y que protagonizan los niños danzantes ataviados con el traje típico compuesto por enaguas almidonadas, así como la Mayordomía y la Danza de los Arcos que se celebró a los pies del monte de Berciana.

De nuevo pudieron disfrutar todos y todas las presentes en una mañana brillante esa danza de los arcos en la que los bailarines sostienen medio arco de flores con una mano, moviendo únicamente los pies, así como el baile de la bandera de los sargentos, custodios de la imagen de la virgen.

Misa, procesión e inauguración

Por su parte, Ana Gómez participó el día de San Marquitos en la misa oficiada en la iglesia parroquial de San Sebastián y en la posterior procesión con la imagen de la Virgen de la Natividad en el recorrido realizado para devolverla a su ermita.

Una jornada que tuvo una acto especial y que han querido hacer coincidir con estas fiestas como fue la inauguración de las obras de rehabilitación que se han realizado en el Camarín de la Virgen realizadas con el objetivo restauran en profundidad las pinturas que decoran los muros de esta sala de la ermita y que datan de 1699.

Gómez participaba en este acto de inauguración con el alcalde, el presidente de la Hermandad Virgen de la Natividad, Santiago Moreno; el párroco, Juan Carlos López; y las restauradoras, Carolina Peña Bardasano, María Collar Urquijo y Sofía Gutiérrez Fernández.

La vicepresidenta felicitaba al presidente de la Hermandad y al párroco local por su iniciativa de recuperar estas pinturas y mostraba su satisfacción porque la Diputación de Toledo haya podido colaborar en este proyecto financiado principalmente por los promotores.

Y felicitaba a las restauradoras por el gran trabajo que han hecho recuperando estas pinturas que han consistido en la limpieza de los paños murales, retirando las capas de antiguos barnices envejecidos y rectificando parte de la intervención que se llevó a cabo en 1923 que había ocultado la pintura original.

Concretamente, la restauración de la escena de la Aparición de la Virgen a Pablo Tardío ha permitido recuperar su pintura original que sufrió una enmienda total en la intervención realizada en 1923, tanto en la representación de las figuras de la Virgen y el cabrero, como en las dimensiones de la escena original, radicalmente mermadas.

La aparición de este cuadro en toda su extensión y configuración ha supuesto la más grata sorpresa del proceso de restauración, por lo inesperado y, sobre todo, por la calidad de la factura del mismo, tal y como se resaltó durante la inauguración de los meritorios trabajos que han llevado a cabo las restauradoras.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?