SUPRIMIDO EL CANON MEDIOAMBIENTAL DEL AGUA

El objetivo en la comunidad autónoma es garantizar a la ciudadanía el acceso sostenible al agua potable en cantidad y calidad suficiente mediante la construcción de nuevas infraestructuras.

La Ley 4/2022 de abril, ha dejado en suspenso la aplicación del canon medioambiental del agua en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha tras aprobar las Cortes de Castilla-La Mancha esta ley tras valorar que el agua, considerada una bien escaso y a la vez de necesidad vita y ser un derecho universal de uso racional debido a los ciclos de sequía y cambio climático.

Según la exposición de motivos es obligado garantizar que la generación presente y las futuras tengamos acceso al agua, para lo cual es imprescindible proteger la biodiversidad y la sostenibilidad ambiental.

La Unión Europea aprobó en su día la Directiva Marco del Agua que impone una orientación política al respecto, una directiva que es un derecho derivado que vincula a los Estados miembros a trasladar obligatoriamente su normativa.

Así en Castilla-La Mancha queda aplicada la Directiva Marco del Agua y de la Ley Nacional de Aguas con la aprobación el pasado 17 de febrero la Ley 2/2022 de 18 de febrero de Aguas de la Comunidad Autónomas de Castilla-La Mancha.

El objetivo en la comunidad autónoma es garantizar a la ciudadanía el acceso sostenible al agua potable en cantidad y calidad suficiente mediante la construcción de nuevas infraestructuras, asegurando que el agua utilizada retorne al medio natural en condiciones adecuadas.

Desde la Junta de Comunidades se ha informado que la Ley Regional de aguas recoge el compromiso de realizar inversiones en nuevas infraestructuras en los municipios de Castilla-La Mancha en los próximos años.

Ello evitará que la región sea sancionada por la Comisión Europea como ocurrió entre los años 2011 y 2015 por incumplir la Directiva Marco del Agua.

Hasta ahora en Castilla-La Mancha la norma ha decidido establecer los tipos más bajos de canon, lo que implica crear un sistema fiscal progresivo para que las familias o no paguen o lo hagan con un canon simbólico, estableciendo excepciones al sector primario y bonificaciones a municipios pequeños.

La invasión de Ucrania por parte de la Federación Rusa acontecida el pasado día 24 de febrero, ha tenido unas claras repercusiones económicas en el seno de la Unión Europea, y por extensión en España y en Castilla-La Mancha, que hacen que no sea el momento más adecuado para poner en marcha en nuestra Región este tipo de canon.

Por ello, considerando el contexto económico y social presente se ha considerado conveniente que se paralice la aplicación efectiva del Canon Medioambiental de la Directiva Marco del Agua o canon DMA que grava el uso y consumo del agua, contemplado en la Ley 2/2022, de 18 de febrero, de Aguas de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, sin tiempo establecido y con el compromiso de no imponerlo mientras no exista una clara y consolidada recuperación económica.


¡Deja tu opinión!