ÓSCAR DASILVA Y ALEJANDRO CHICHARRO ABRIERON LA PUERTA GRANDE EN LA PRIMERA CLASE PRÁCTICA DEL TROFEO DOMINGO ORTEGA

La plaza de toros de Madridejos ha acogido esta tarde la primera de las clases prácticas del trofeo Domingo Ortega, un certamen de novilleros sin picadores en el que participan alumnos de la escuela taurina de Toledo y de las escuelas taurinas de Albacete, Alicante, Colmenar Viejo (Madrid) y Valencia.


En esta primera novillada, Sergio Céspedes, Óscar Dasilva, Marco Polope y Alejandro Chicharro lidiaban cuatro becerros de la ganadería Toros de Castilla.


El primero fue un jabonero de impecable estampa, pero que embestía con genio y reponiendo. Le complicó mucho la vida a Sergio Céspedes en la faena de muleta, pues nunca terminaba de salir del muletazo y buscaba incluso las zapatillas por momentos. Tras probarlo por ambos pitones, lo
pasaportó con una eficiente estocada. Escuchó palmas.


A porta gayola se fue Óscar Dasilva a recibir al segundo, un animal que se dejó más que su hermano lidiado en anterior lugar. El novillero toledano planteó una faena muy seria y bien estructurada, y pudo sentirse a gusto por el pitón derecho, por donde firmó interesantes tandas dejando la muleta puesta en la cara y ligando los muletazos. Tras cobrar una estocada arriba, tuvo que recurrir al verduguillo y cortó dos orejas.


Menos movilidad tuvo el colorado tercero, un animal al que había que llegarle mucho y que acusó problemas de vista desde que salió por la puerta de toriles, cruzándose en varias ocasiones y buscando el cuerpo del novillero obviando por completo la franela. Con ayudados por alto que tuvieron gusto cerró el novillero valenciano una labor que intentó estar siempre presidida por despaciosidad y buenas formas. Oreja.


El cuarto fue el más completo de la tarde, tuvo movilidad, transmisión y mayor calidad en la embestida que sus hermanos. Chicharro lo toreó con mucho gusto ya desde el capote, mostrando una gran dimensión de novillero con las ideas muy claras. En la muleta, lo cuajó por ambos pitones
toreando en redondo y destacó la ejecución de algún pase de pecho. Cerró su labor con un buen uso de la espada y cortó dos orejas. El becerro fue premiado con la vuelta al ruedo.


Ficha del festejo. Plaza de Toros de Madridejos (Toledo).

Primera clase práctica del Trofeo Domingo Ortega.

Becerros de la ganadería de “Toros de Castilla”, con movilidad y opciones en líneas generales. El más complicado fue el primero y el más completo el cuarto, que recibió el premio de la vuelta al ruedo.


Sergio Céspedes: Palmas.
Óscar Dasilva: Dos orejas.
Marco Polope: Una oreja.
Alejandro Chicharro: Dos orejas.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?