UN NUMEROSO GRUPO DE COFRADES DE MADRIDEJOS CAMINAN JUNTOS PEREGRINANDO A URDA PARA VENERAR AL SANTÍSIMO CRISTO DE LA VERA CRUZ

Antes de las 7.00 horas de la mañana de este domingo de Pentecostés varios madridejenses, en su mayoría cofrades, se reunían en la plazuela de El Pretil frente a la iglesia de San Francisco, llamados por la convocatoria de le pregrinación realizada por las cofradías de Nuestra Señora de la Soledad y Virgen de los Dolores y de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Piedad.

Llegada las 7.00 horas de la mañana acudía el párroco de Madridejos para bendecir a los peregrinos y la peregrinación misma en este domingo de Pentecostés en el que el tiempo fue inmejorable en el camino realizado.

Además de las cofradías convocantes, que se han unido para hacer esta peregrinación iban cofrades de otras cofradías madridejenses, y entre ellos el Presidente de la Junta de Cofradías, Raúl Maroto, quien acompañó a los presidentes de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Virgen de los Dolores, Pilar Durango y el presidente de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Piedad, José Manuel Vega.

Bendecidos los peregrinos salieron pasadas las 7.00 horas de la mañana tomando el camino de Consuegra, haciendo su primer parada frente a la Plaza de Toros de Consuegra, donde sendas cofradías invitaron a dulces, chuches, pulgas y agua fresca.

Retomaron el camino y continuaron por el camino Jubilar que les llevó hasta la Basílica Menor de Urda donde esperaba el Nazareno de La Mancha, el Santísimo Cristo de la Vera Cruz de Urda.

En este segundo trayecto del camino también hubo un tentempié para llegar llevados por el Espíritu Santo llenos de gozo a la Basílica Menor y a la llegada a Urda, frente al parque de Urda, un nuevo pic nic repuso las fuerzas desgastadas en este peregrinaje que alcanzó los 18 kilómetros.

Los peregrinos llegaron a tiempo para escuchar la Misa del Peregrino y minutos antes de que comenzase, de dos coches escoba salieron los estandartes de sendas cofradías, con los que procesionan en Semana Santa que encabezaron la comitiva hasta la ermita del Santísimo Cristo de la Vera Cruz.

Allí esperaban quienes no pudieron peregrinar en este camino pero que se sumaron a escuchar la Misa del Peregrino, entre ellos, quien también hizo la última parte del camino desde el parque hasta la Basílica Menor, el hermano mayor de la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Virgen de los Dolores.

Algunos  cofrades vistieron con prendas o escapularios pertenecientes a sus respectivas cofradías, y entre ellos hubo durante el camino y en la propia Santa Misa un clima de unión, que les llevo en último lugar a venerar la sagrada imagen del Santísimo Cristo de la Vera Cruz.

El sacerdote que impartió la Eucaristía hizo alusión a ambas cofradías y a Madridejos como pueblo que ha caminado junto para venerar al Santísimo Cristo de la Vera Cruz.

Y durante la Eucaristía los cofrades participaron en las lecturas de este domingo 5 de junio, Día de Pentecostés y en la Oración de los Fieles.

Al término de la misa se unió el numeroso grupo de peregrinos a otros peregrinos que se encontraban en la Basílica Menor de Urda, para venerar en el camarín al Santísimo Cristo de Urda.

Terminado este proyecto que envío el párroco de Madridejos, don Pedro Alfonso de Marcos Díe, junto con el Espíritu Santo, familiares y amigos recogieron a los peregrinos tras disfrutar de esta experiencia que les ha quedado como inolvidable.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?