La digitalización de las peluquerías

  • España es “el país de las peluquerías” con un establecimiento cada 900 habitantes.
  • 53 de cada 100 peluquerías no está digitalizada. Hay más de 120.000 profesionales peluqueros, muchos de pequeños negocios con difícil acceso a la información sobre estas ayudas.
  •  L’Oréal Productos Profesionales ha iniciado una campaña de comunicación para ayudar a las peluquerías en este sentido, a través de sus canales de negocio habituales.

España es el país de Europa que cuenta con más peluquerías, un salón cada 900 habitantes. Esta cantidad avala la importancia que los españoles le damos al cuidado de nuestro cabello y el gran peso económico que aporta al país, unos 4.500 millones de euros anuales. La asociación profesional del sector, STANPA, calcula que hay más de 50.000 salones que generan 120.000 empleos. Óscar Mateos, portavoz de esta asociación, radiografía como son los salones de peluquería en España: “Cuatro de cada diez peluquerías cuenta con solo uno o dos empleados, y el 24% tres o más. Este pequeño tamaño, y pocos profesionales para hacer todo, hace que a la digitalización del sector le quede aún mucho camino por recorrer”. Un informe de STANPA confirma la tendencia hacia la digitalización con un 47% de las peluquerías que ya emplea el canal online para su salón y la formación de equipos; pero aún resta un 53%, más de la mitad, que aún sigue arraigado en un concepto tradicional del negocio sin digitalizar.

Un oficio analógico con una proyección digital

La peluquería es un trabajo analógico 100% y así parece que seguirá siendo en un futuro cercano. La relación que se establece entre profesional y cliente con frecuencia va más allá de un corte o un tinte. Durante la pandemia se consideró una actividad esencial para la población y los salones no cerraron sus puertas. Aunque la actividad sea una práctica tú a tú y muy física, la digitalización de una peluquería conlleva multitud de ventajas: citas online, presencia en redes, crear comunidad con los clientes, posicionarse en buscadores, acceso a formación profesional online, gestión del negocio con plataformas de ayuda contable y gestión del tiempo. Las ventajas son innumerables.

Más allá de las ventajas que ya se han descrito, la digitalización también abre las puertas al uso de nuevas tecnologías digitales aplicadas al sector de la peluquería, como la tecnología que permite realizar diagnósticos del estado del cuero cabelludo y del cabello, o las herramientas de prueba virtual que permiten a los consumidores ver cómo les quedaría un corte o color profesional, desde un dispositivo móvil.

Ayudas europeas a la digitalización

Para poder acceder a las ventajas de la digitalización de pymes y mirando al futuro, la Unión Europea ha convocado ayudas por 3.000 millones de euros para la digitalización. Las ayudas, según el número de empleados y el grado de digitalización actual del negocio, oscilan entre los 2.000 y los 12.000 euros. Saber si puedes aspirar a recibir las ayudas no está exento de requisitos y condiciones administrativas, en ocasiones complicadas, y que precisan del asesoramiento de gestores profesionales para cumplimentarlas; y el hecho de que muchos salones sean negocios muy pequeños convierte este acceso en algo difícil por falta de tiempo material para dedicar a esas gestiones.

Campaña para la digitalización de las peluquerías

El carácter atomizado y con frecuencia unipersonal de los salones hace que la información sobre estas ayudas y su posterior gestión sea un obstáculo para que muchos profesionales puedan acceder a ellas e implementar sus beneficios. L’Oréal Productos Profesionales acaba de poner en marcha una campaña para ayudar a las peluquerías a acceder a las ayudas europeas y a dar los primeros pasos en la digitalización. Ainhoa Aramburu, directora general de L’Oréal Productos Profesionales, razona el porqué de esta campaña: “Desde hace más de un siglo nuestra existencia está íntimamente relacionada a los salones de peluquería y queremos contribuir al futuro de la industria y a su modernización hacia lo digital acompañándolos en el camino de la solicitud de las ayudas y también impulsando su formación en el entorno digital”.

Esta campaña quiere llegar a cualquier peluquería de España, grande o pequeña, cliente de L’Oréal o no, para facilitar el acceso a estas ayudas que las modernizaran en el camino digital y apostando por la formación como herramienta trasformadora a través de la página web.

Los pequeños negocios deben actualizarse para mantener a su clientela y acceder a nuevos públicos para seguir levantando el ánimo de los clientes, porque un estudio realizado sobre el valor emocional de la imagen personal concluye que los servicios de peluquería y estética hacen feliz al consumidor.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?