Éxito de OAK, el primer festival de música electrónica de Castilla-La Mancha en Quintanar de la Orden, acogió 1800 personas

Durante los días 1 y 2 de julio se celebró en Quintanar de la Orden el
primer festival de música electrónica de Castilla La Mancha, OAK
Electronic Music Festival, congregando a 1800 personas.


La empresa quintanareña Óh!pera, con más de 40 años de experiencia, organizó sin
ninguna incidencia y con un éxito rotundo el evento musical en el entorno rural de “El
Alto Losar” de la localidad toledana, ubicado en el Complejo Polideportivo Fred
Galiana de la población.


El festival se celebró con dos jornadas repletas de actividades culturales y
combinadas con respeto al plan de sostenibilidad de la agenda 2030 y los objetivos
de desarrollo sostenible.


Este proyecto pionero se inauguró el viernes 1 de julio por la tarde, con una cata de
vino celebrada en un viñedo cercano al paraje quintanareño, a la que asistieron cerca
de un centenar de personas que terminaron disfrutando de un precioso atardecer
manchego.


Esta primera actividad, lúdica explicativa, se llevó a cabo por los gerentes de la
bodega vinatera municipal Garagewine, fusionando la cata con tapas gastronómicas
de la región.


Posteriormente, ya por la noche y en el recinto del festival, tuvo lugar un
Showcooking a cargo de la Escuela de Hostelería de Castilla-La Mancha a beneficio
de Asprodiq. En el recinto del festival también asistieron varios patrocinadores del
mismo como Cupra, Anís la Asturiana, Vermouth Mila y Bodegas Entremontes
exponiendo sus productos al público asistente.


El mismo día del evento musical, 2 de julio por la mañana, Asprodiq realizó la primera
plantación de OAK (roble en inglés), y organizó un taller de reciclaje infantil en el que
participaron niños con la finalidad de hacerse sus propios llaveros, collares y
pendientes con CDs de música reciclados.


El festival de música electrónica, OAK, comenzó a las 19 horas del sábado con la
actuación espectacular de Two Ex, seguida de Yoikol, este último procedente de
Toledo. El evento subió de temperatura a partir de las 23 horas con la actuación del
estelar artista quintanareño Alejandro Fernández, quien encandiló a sus paisanos y al
resto del público asistente hasta la una de la madrugada.

La segunda parte del festival comenzó con el asturiano Richi Rico, quien desplegó
con su actuación una inmensa energía contagiando a los asistentes. A partir de las
tres de la madrugada llegó el turno del manchego Ramiro López, quien cumplió con
creces un estupendo set terminando a las cinco de la madrugada.


A partir de entonces entró en escena la reconocida estrella internacional Cristian
Varela, desplegando su variado bagaje musical hasta el amanecer con el
reconocimiento del público y concluyendo OAK de manera soberbia.


A juicio de la mayoría del público, tanto el de la comarca como el de otras
comunidades autónomas que asistieron al mismo, lo más llamativo fue la originalidad
en la organización, llena de sorpresas y animaciones como, por ejemplo,
performances, robots leds y dinosaurios, al margen del espectáculo musical en sí.
Así mismo, los asistentes quedaron contentos y animados al reflejar su satisfacción
tanto en redes sociales como en Instagram, en Twitter y en otros medios, esperando
repetir la próxima edición de OAK Electronic Music Festival 2023.

¡Deja tu opinión!

Abrir chat
Hola! Estás en el WhatsApp de Mancha Digital
En que podemos ayudarte?